Blogia
Nuevas Tecnologías

COMUNIDADES VIRTUALES

Narrativas Multiformes
Las Comunidades Virtuales como fenómeno cultural
por Florencia Morado

Esta nota es un abstract de la Tesis de Grado de la autora, que actualmente se encuentra en elaboración. Durante su desarrollo se indagará la metamorfosis de las narrativas que se construyen a partir del surgimiento de Internet.

Los seres humanos en tanto seres sociales construimos nuestra historia a partir de narrativas. Aquí hablamos de narrativas multiformes ya que analizamos las narrativas generadas a partir de una nueva forma de comunicación surgida desde la creación de la red Internet.

El alfabeto constituyó una bisagra en la historia del hombre, a partir de él se configuraron narrativas que hicieron a su identidad y a su forma de pensar y de ser. Es por ello que la emergencia de narrativas gestadas a partir de las comunicaciones virtuales es un fenómeno que caracteriza la época histórica que transcurrimos e implica una nueva bisagra en las categorías de pensamiento y percepción influyendo en la socialización del ser humano.

Nos interesa conocer cuál es la cultura que se conforma a partir de estas herramientas de comunicación que no son en absoluto exteriores al individuo, que no son neutrales ni pasivas, sino que en su complejidad constituyen y son constituidas por los discursos, polifónicos y polimorfos, estamos hablando de conformaciones culturales en las que podemos observar una especie de coevolución y desarrollo conjunto del hombre y las tecnologías de la comunicación. Nos preguntamos qué historia construimos a partir de estas conversaciones electrónicas.

¿Qué entendemos por comunidades virtuales?

Entendemos por Comunidades virtuales a aquellos grupos de personas que se encuentran unidas por un interés común y que se comunican por medio de las herramientas de la red Internet. El carácter de "virtual" está dado por las características del medio en el cual se basan las comunicaciones, en este caso, será la web, el correo electrónico, los foros de discusión, las listas de discusión y distribución, los canales de chat y los MUD (espacios de interacción multiusuarios), es decir, las diferentes herramientas de comunicación provistas por la red Internet.

Es de fundamental importancia destacar que el simple hecho de comunicarse no los hace pertenecer a lo que denominamos "comunidad", puesto que para considerarse integrantes, deberán compartir intereses, frecuentarla con una periodicidad que les permita estar al tanto de los temas tratados, comprender y conformar las reglas de interacción propias de cada comunidad, tener un sentimiento de pertenencia hacia la misma, reconocer a los otros "comuneros" en función de la identidad adquirida en este espacio virtual, construir desde la participación activa o pasiva, frecuente o infrecuente, la identidad del espacio.

¿Cuál es el límite de la comunidad? ¿Quién pertenece y quién no?

Los griegos, delimitaban las comunidades que estaban alrededor de las polis de la siguiente manera: pertenecían a la comunidad aquellas personas que estaban a una distancia de "una jornada de caminata". Las comunidades virtuales son un tipo de comunidad que quiebra la barrera del espacio físico, pero que mantiene la noción de comunicación como concepto clave para definir la relación entre los integrantes de la misma. Sólo es posible comunicarse si se toma al otro como un interlocutor válido, si hay algo por lo que el acto de comunicación valga la pena, es decir, un tema que comunicar y acuerdos tácitos en torno a los códigos y canales de comunicación.

Podemos decir que una Comunidad Virtual es una nueva forma de desarrollo cultural sustentado por las nuevas tecnologías de la comunicación. En estas comunidades, a diferencia de lo que ocurre en las comunidades tradicionales, está ausente el espacio físico y la gestualidad, se trascienden las fronteras de tiempo y de espacio. Es por ello que cuando hablamos de "cultura" intentamos describir cuáles son las especificidades de estas comunidades tan peculiares.

Howard Rheingold, uno de los primeros en abordar este fenómeno cultural, define a las Comunidades virtuales como "agregados sociales que surgen de la Red cuando una cantidad suficiente de gente lleva a cabo estas discusiones públicas durante un tiempo suficiente, con suficientes sentimientos humanos como para formar redes de relaciones personales en el espacio cibernético." (Rheingold, 20:1996) Cuando hablamos de "discusiones", en realidad, nos estamos refiriendo a conversaciones, a intercambio de ideas, palabras, sentimientos, conceptos, etc.

Rheingold, afirma que los que participamos en las comunidades virtuales hacemos "prácticamente todo lo que hace la gente en la vida real, pero dejando atrás nuestros cuerpos" (Rheingold, 18:1996). Este elemento, la ausencia de corporalidad, es uno de los primeros elementos que deberán ser resignificados, teniendo en cuenta que en las comunidades presenciales el cuerpo es uno de los factores más importantes que hacen a la identidad y a la comunicación entre personas. Al estar ausentes los canales físicos de significación, se hace necesaria la creación de canales alternativos, en los cuales los usuarios deberán desarrollar nuevos sistemas de significaciones, principalmente basados en lo textual, en lo verbal o en el relato.

Consecuentemente, los integrantes deberán dar sentido a sus prácticas y a las prácticas de los otros desde lo narrativo.

Los usuarios tienen un sistema simbólico y significados textuales que aseguran la comprensión a pesar de la falta de los canales tradicionales de comunicación. Existen, también, mecanismos de autorregulación, puesto que se crean sanciones técnicas y sociales para castigar a aquellos que desobedezcan las reglas de etiqueta (netetiquette) y la integridad de esos sistemas de interpretación compartidos.

Se han creado formas de compensar la ausencia de la gestualidad y los tonos de voz. La comunicación no verbal se sustituye de una forma altamente estilizada pero, sobre todo, creativa. Se describen acciones o reacciones físicas, estados de ánimo, sentimientos con una simbología creada a partir de caracteres del teclado que han sido resignificados:
:-) sonríe
:-* tapar la boca
:-i fumando
:-j fumando y riendo
:-x besos
#:-) cabello enredado
(:-( muy triste
Las jerarquías están presentes en las comunidades virtuales, por un lado, con respecto a los conocimientos técnicos, aquellos que hacen que las comunidades virtuales "funcionen", y por otro lado, con respecto a la forma en que se interactúa. Para poder participar de esta forma de comunicación se necesita cierta velocidad de pensamiento que permite seguir el ritmo de la corriente que fluye y una alta velocidad de tipeado.

La emocionalidad está, también, muy presente. Se crean sentimientos de responsabilidad, cuidado de los otros, reciprocidad, reconocimiento, fraternidad, amistad, amor y también odio. El ámbito físico es virtual, pero el emocional es real.

Esta cultura es básicamente heterogénea puesto que los participantes provienen de diferentes lugares del mundo, tienen diferentes idiomas, diferentes culturas y diferentes contextos sociales. El contexto que se construye, su simbología y significación son propios de estas comunidades, no son una "copia" de la realidad externa sino una realidad alternativa.

La creación del alfabeto, alrededor del año 700 antes de Cristo marcó un quiebre en la historia del ser humano. Esta tecnología creada por el hombre se convirtió en lo que, el filósofo y estudioso de los fenómenos culturales relacionados con las nuevas tecnologías, Alejandro Piscitelli denomina, una compuerta evolutiva. Las compuertas evolutivas "son "válvulas o cremalleras unidireccionales" del decurso evolutivo e histórico. Cada vez que una de ellas emerge (por ejemplo, el lenguaje articulado), su ventaja comparativa es tan grande que ningún sistema que carezca de ellas podrá subsistir a su lado sin ser canibalizado o parasitado. Ninguno de esos peldaños de autoorganización creciente de la complejidad era inevitable, como tampoco lo fueron (ni lo son) la ciencia, la democracia o la fe" (Piscitelli, 1995:43).

Las tecnologías de la información dan origen a cambios fundamentales en las sociedades. Los cambios más importantes, en realidad, tienen lugar en las áreas menos visibles porque producen transformaciones en nuestras "categorías mentales, en la manera en que los seres humanos piensan sobre ellos mismos y sobre el mundo" (Echeverría, 1998:20)

El lenguaje, sostiene el autor, es "coordinación recursiva del comportamiento" (Echeverría, 1995:50). Consideramos al lenguaje como emergente de la interacción social y precisamente, en las Comunidades virtuales, se dará un tipo especial de lenguaje, puesto que el mismo estará conformado no sólo por la interacción social, sino por esta interacción mediada por los sistemas de comunicación informáticos.

Los "comuneros" construyen su espacio a partir de la interacción con otros. Comparten este espacio porque creen en él, porque son parte de él, porque tienen sentimientos de pertenencia, pero, sobre todo, porque acuerdan su existencia. Un acuerdo que no es en absoluto explícito, sino que tiene que ver con la experiencia de hacer con palabras acontecimientos significativos para aquellos que participan de la comunidad.

Bibliografía
Rheingold, Howard, (1996) La Comunidad Virtual. Una sociedad sin fronteras, Barcelona, Gedisa. Echeverría, R., (1997) Ontología del lenguaje, Santiago, Dolmen. Piscitelli, Alejandro, (1995) Ciberculturas. En la era de las máquinas inteligentes, Buenos Aires, Paidós.

Este documento fue extraido de la revista digital Bitácora - www.contenidos.com
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres